Economía circular en fundiciones: ¿Cómo valorizar residuos para crear nuevos productos?
 
Producir, utilizar y tirar. Este es el modelo tradicional de la economía lineal y que la economía circular quiere sustituir por un modelo en el que los recursos naturales y técnicos se reutilizan el mayor tiempo posible.

Para conseguir que los residuos se conviertan en recursos más sostenibles es necesario que los productos puedan ser deconstruidos y utilizados repetidamente. Esto supone cambios significativos en toda la cadena de valor y la incorporación de criterios ambientales en las fases de diseño, producción, distribución, reciclaje y tratamiento final de cualquier producto.

Nueva regulación europea hacia la Economía Circular

En la actualidad, los sectores productivos se encuentran en pleno proceso de transición hacia la economía circular como consecuencia de la reciente regulación de la Unión Europea que establece el reciclaje de los 65% de los residuos municipales o el 75% del embalaje para el año 2030, entre otros objetivos.

La reducción de los costes energéticos y de las emisiones de gases de efecto invernadero son dos de los beneficios medioambientales del aprovechamiento de las materias primas, productos y residuos.

Pero también hay que considerar los beneficios económicos. Según destaca el informe ‘Closing the loop: New circular economy Package’ de la Unión Europea, el nuevo paradigma de Economía Circular podría aumentar el PIB europeo hasta un 7 por ciento en 2030. Además, según las mismas fuentes, el economía sostenible también incidiría en la competitividad de las empresas, reduciendo el gasto en recursos netos en Europa en 800 millones de euros anuales.

FOUNDRYTILE: un proyecto de economía circular para la industria cerámica

El centro tecnológico CTM-Eureca trabaja en varios proyectos de Economía Circular y Sostenible que tienen por objetivo disminuir el gasto energético y material de la industria.

Un buen ejemplo es el caso de LIFE + FOUNDRYTILE. Este proyecto de investigación aplicada quiere dotar a las fundiciones férricas de vías de valorización de los residuos que se generan con el fin de reutilizarlos en los procesos de producción del sector cerámico. En concreto, se busca sustituir las arcillas y fangos que ahora se utilizan en la producción cerámica por arenas y fracción fina, dos residuos procedentes de fundiciones.

Las arenas y fracción fina, las partículas más finas transportadas por el aire, constituyen el principal grueso de residuos de las fundaciones férricas y se utilizan principalmente como sustitutivos de las arcillas naturales, pero también de los áridos naturales. Aunque existen diferentes usos para este tipo de residuos, la mayoría de residuos van a parar a vertederos.

Este reaprovechamiento siguiendo los criterios de la economía circular podría permitir la absorción de entre el 90-100% de los residuos generados en las funciones férricas según las previsiones de los expertos participantes en LIFE + FOUNDRYTILE.

La investigación tecnológica y ambiental del proyecto se ha centrado en el estudio de la variabilidad y del amplio espectro de características de las diferentes corrientes residuales del sector de las fundiciones.

En cuanto a la producción cerámica se ha analizado el riesgo de formación del denominado defecto de corazón negro, provocado cuando la cocción se realiza muy rápido o por un alto contenido de materia orgánica, y que hace que el hierro presente en la pasta se oxide y tome una característica coloración negra. También se han estudiado los efectos del aumento de la coloración del sustrato de la baldosa y otros parámetros clave en la vertiente social, ambiental y económica.

Nuevos productos cerámicos como resultado de la Economía Circular

El trabajo conjunto entre empresas y el centro tecnológico ha permitido llevar a cabo un proyecto de investigación aplicada con una clara orientación a mercado. Por un lado, las empresas han podido encontrar vías de financiación a través de la participación de esta convocatoria pública y han tenido acceso a los laboratorios de Eurecat; aportando éste el conocimiento de la Unidad de Investigación de Sostenibilidad sobre las fundiciones y sus subproductos (antes considerados sólo como residuos), clave para lograr la validación técnica y ambiental de la solución desarrollada.

La búsqueda de LIFE + FOUNDRYTILE ha establecido los tratamientos de acondicionamiento de las arenas y hasta las formulaciones para cuatro productos cerámicos: azulejo y gres procelánico de pasta blanca y roja. Todo un éxito y un buen ejemplo del reto y las ventajas que supone la economía circular.

FUENTE: www.iresiduo.com