FAGOR ARRASATE SUMINISTRARA A FORD UN PEDIDO POR VALOR DE 20M€

13 de septiembre de 2010

El mercado del automóvil está asistiendo a una cierta reactivación y, dentro de este marco más optimista, Rumania está tomando un papel importante entre los países en que la producción de vehículos está creciendo de forma importante. Precisamente para su planta en este país, la compañía automovilística Ford ha otorgado a Fagor Arrasate un importante pedido para incrementar su capacidad de estampación de piezas de carrocería. En concreto, se trata de un pedido cercano a los veinte millones de euros para el suministro de una gran línea de prensas robotizada y una prensa de prueba de troqueles.


La nueva línea que se instalará en la planta de Ford comienza con una prensa mecánica
de 2.500 toneladas de capacidad.

Este pedido tiene, si cabe, más importancia para la firma española por cuanto que ha sido conseguido en dura pugna con los mayores competidores mundiales. Fagor Arrasate es una de las tres mayores empresas del mundo dedicadas al diseño y suministro de prensas y sistemas de estampación, así como equipos siderúrgicos y líneas de corte de bobinas metálicas, sistemas especiales para la fabricación de piezas complejas de chapa y troqueles.

La nueva línea que se instalará en la planta de Ford comienza con una prensa mecánica de 2.500 toneladas de capacidad. Tras ella, habrá una prensa de accionamiento ‘link drive’ de 1.600 toneladas de capacidad y finalmente otras dos líneas de simple efecto, también ‘link drive’, de 1.000 toneladas de capacidad cada una. Adicionalmente, la instalación incorpora un desapilador de formatos, una aceitadora de los mismos y, sobre todo, la robotización completa para transferir las piezas que están siendo conformadas de una prensa a otra hasta que, al final de la línea, la pieza queda totalmente acabada. Esta robotización integral se hará en este caso con robots de la firma Kuka dentro del acuerdo que ambos fabricantes mantienen y que ha dado fruto a la exitosa línea novedosa de robotización ‘Wave line’. Este sistema permite que toda una línea de prensas funcione sincronizadamente, con los robots y las máquinas trabajando de manera coordinada y continua sin las paradas entre golpe habituales en las líneas convencionales.

La prensa de cabecera será de un tamaño de 4,6 x 2,5 metros para producir piezas grandes y dispondrá de una energía utilizable de 1100 kilojulios. Para lograrlo llevará incorporado un motor de 450 kilovatios. Las mismas dimensiones tendrán las siguientes prensas y todas ellas disponen de mensas móviles para simplificar y facilitar el cambio de los troqueles que pueden llegar a pesar casi 50 toneladas.


FUENTE: www.interempresas.net