ArcelorMittal gana el 98,5% menos en 2009, pero prevé un 2010 mejor
Madrid/Bruselas, 10 feb (EFE)

El gigante siderúrgico ArcelorMittal cerró 2009 con un beneficio neto de 118 millones de dólares (85,55 millones de euros), el 98,7% menos que en 2008, y prevé que el ejercicio de 2010 sea "significativamente mejor", con un aumento de la demanda mundial de acero del 10%.

En el cuarto trimestre, la siderúrgica logró un beneficio neto de 1.070 millones de dólares (775,75 millones de euros), lo que supuso una mejora del 18,5% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

En rueda de prensa, el presidente del gigante siderúrgico, Lakhsmi Mittal, dijo que 2010 será un año "difícil" aunque "significativamente mejor" que 2009 y subrayó que, gracias al esfuerzo en reducción de costes y saneamiento del balance, ARCELORMITTAL (MT.AMARCELORMITTAL20,350 -2,96% -0,62

Última noticiaEconomía/Empresas.- ArcelorMittal lidera las caídas del Ibex y cede un 7% tras anunciar resultados Ver más resumen noticias recomendaciones / consenso gráficos carteras histórico )está bien posicionada para beneficiarse de la recuperación que se está produciendo.

De cara al primer trimestre, la compañía prevé alcanzar un EBITDA (beneficio bruto de explotación) de entre 1.800 y 2.200 millones de dólares, frente a los 883 millones de dólares del mismo periodo de 2009 y los 2.131 millones que obtuvo en el cuarto trimestre.

ArcelorMittal espera que entre enero y marzo se dé un incremento del volumen de expediciones que, no obstante, se verá compensado por un ligero descenso de los precios medios de venta -que se recuperarán en la segunda mitad del año- y un aumento de los costes por el uso de una mayor capacidad productiva.

Respecto a la demanda real de acero, estiman que en todo el mundo repuntará un 10% en 2010, con una subida del 15% en los mercados emergentes sin contar China -donde el incremento será del 5%-. En Occidente la recuperación será inferior al 10%.

La siderúrgica tiene previsto invertir este año 4.000 millones de dólares, el 43% más que en 2009, de los 500 millones se destinarán a nuevos proyectos en países emergentes y el resto a instalaciones ya existentes, añadió en conferencia telefónica Gonzalo Urquijo, miembro de la dirección general del grupo.

En España, la inversión superará ligeramente la inversión de 2009 y se situará en el entorno de los 105 millones de euros, apuntó Urquijo, que explicó que la compañía espera tener que aplicar lo menos posible el ERE vigente hasta junio, porque eso significará que hay más demanda.

Urquijo apuntó que seguirán ajustando su producción a la demanda, al tiempo que destacó que mientras en el segundo trimestre de 2009 el grado de utilización de su capacidad productiva era del 51%, en el último trimestre superó el 90%.

En 2009, la tasa media del uso de capacidad fue del 70%, porcentaje que esperan elevar gradualmente a lo largo del primer trimestre hasta situarla en el 75%.

De vuelta a las cuentas de 2009, el beneficio bruto de explotación (EBITDA) fue de 5.824 millones de dólares (4.222 millones de euros), el 76% menos que en el mismo periodo de 2008, en tanto que la cifra de negocio bajó el 47,8%, hasta 65.110 millones de dólares (47.204 millones de euros).

El grupo cerró el ejercicio con unas pérdidas de explotación de 1.678 millones de dólares (1.216 millones de euros), frente a las ganancias de 12.236 millones que obtuvo en 2008.

ArcelorMittal atribuyó la caída de la cifra de negocio al descenso de los precios de venta (27%) y a la disminución del volumen de expediciones en un 30%, hasta los 71,1 millones de toneladas, debido a la caída de la demanda mundial de acero por la crisis

Respecto al resultado de explotación, se vio "negativamente afectado" por unos gastos extraordinarios de 2.400 millones de dólares brutos, debido principalmente a la devaluación de existencias y a las provisiones efectuadas para hacer frente a las reducciones de plantilla.

La siderúrgica destacó que, al cierre de 2009, su endeudamiento neto era de 18.800 millones de dólares, inferior en 13.700 millones de dólares a la deuda que presentaba al inicio de la crisis.

FUENTE: www.eleconomista.es