DAIMIEL, ANTES Y DESPUÉS DEL DESASTRE. La mancha negra de Castilla


Cinco años separan estas fotos: el paraíso del desastre. El Parque Nacional de las Tablas de Daimiel era uno de los humedales más grandes de Europa. Ahora está seco y sufre fatales incendios subterráneos. La Unión Europea ha abierto un expediente contra el Gobierno español, que deberá explicar cómo miles de pozos ilegales han arruinado este paraje.




A CONTRACORRIENTE
Hace décadas, los vecinos de los humedales aledaños a Daimiel (Ciudad Real) necesitaban barcas para transitar por la comarca; incluso volvían a casa, al final del día, con un preciado botín de pesca. Tantas eran la humedad y el agua que hasta había un dispensario antipalúdico. Hoy, allí no sobreviven moscas ni mosquitos y el desastre tiene mosqueada hasta a la Unesco. Para evitar su desecación, ya en 1973, el Gobierno español designó Parque Nacional a la zona y, en 1980, la Unesco, Reserva de la Biosfera. Nada ha servido.

E. Fomt

Fuente: XL semanal