La nueva Copa América desembarca en Valéncia.

A falta de un mes escaso para la disputa de la 33ª edición, dos años y medio después de la última regata, la Copa América vuelve a Valencia. La tarde del domingo llegó a la ciudad el catamarán del Alinghi. Este lunes a primera hora ha desembarcado el del BMW Oracle.

El primero viaja desde Ras al Jaima, en los Emiratos Árabes, sede provisional del campeón desde que arrancaron las hostilidades judiciales. El segundo partió desde la costa de San Diego, Estados Unidos. Más de dos semanas de viaje cada uno.

"El viaje desde Ras el Jaima hasta Valencia ha ido bien y en los próximos días nos instalaremos de nuevo en nuestra base en la Dársena. El equipo se centrará en preparar el Alinghi 5 para la sesión final de entrenamientos ante la primera manga de la 33ª Copa América, el 8 de febrero", ha asegurado Grant Simmer, coordinador del equipo de diseño del Alinghi recién aterrizado en Valencia.

El catamarán del equipo, el Alinghi 5, los mástiles y una veintena de contenedores de apoyo llegaron a su destino final a bordo del carguero 'Cassandra B' este domingo por la tarde tras un viaje de 14 días. El actual defensor de la Copa América cerró su periodo de entrenamiento el pasado 16 de diciembre en el golfo Arábigo y salió camino de Europa el 21 de ese mismo mes. El Cassandra B recorrió las 4.500 millas náuticas que separan Ras el Jaima de Valencia a través del mar Rojo, el canal de Suez y a través del Mediterráneo hasta la base de Valencia, donde conquistó la última Copa América el 3 de julio de 2007.

Alinghi planea empezar a navegar en Valencia a mediados de este mes y se centrará en entrenarse para los 36 días que restan para su duelo particular con el BMW Oracle.

El barco del equipo americano ha llegado a la sede de la 33 Copa América con tan sólo unas horas de diferencia. A primera hora de la mañana estaba en Valencia su buque. A bordo, y sin cubrir, la estructura de su trimarán. 30 metros de eslora y 27 de manga. Cuando salga al mar, lo hará con la vela rígida más grande jamás realizada para un barco de estas características. La 'joya' americana entra desde ya en su base en Valencia. Vuelve el secretismo, vuelve la confidencialidad. Regresa la Copa América.

Rodrigo Terrasa | Valencia
Fuente: www.elmundo.es